lo que me enseñaste…

SAIKU ALTERNATIVO_ Trucos efectivos y sorprendentes para aliviar cualquier dolor

De ti y de este pedazo de mi vida aprendí… que existen personas cobardes y canallas, tan faltos, tal vez de amor propio, que necesitan jugar con los sentimientos de otros para a lo mejor sentir un ratito de amor… son personas por las que uno finalmente termina sintiendo lástima, ya que realmente no se dan cuenta que lo que están haciendo es autosaboteandose, demostrando que no tienen valor alguno…
Hay que “odiarlas” por un momento como parte del proceso, se debe sentir rabia y hasta odio por ese tipo de personas, despreciarlas a tal punto que puedas arrebatar lo bonito y grande que sentiste por ellas, recuperarlo para ti y ahí sí… Cuando ese amor vuelva a ti lo usas para perdonarlas desde el corazón y a veces en silencio…
Ellos en algún momento también tendrán ese proceso en el que aprendan que en la vida el amor propio es la base de todo y si no lo tienes vivirás vacío intentando llenarte con otros y por ende jugando o abusando de ellos.

Hay que soltar las personas así. Dejarlas ir de tu vida, te hacen un favor cuando te abandonan porque te permiten recuperar de nuevo ese amor que en vano les dabas.

Definitivamente sólo quien tiene amor propio puede brindar amor… Eso muchos años lo he sabido y lo he dicho… pero sólo hasta ahora estoy en ese proceso de interiorizarlo más y más, de comprenderlo, aprenderlo y aprehenderlo… Obviamente me falta un montón de camino por recorrer en ese proceso de amarme a mí misma, pero creo con lo que hasta ahora he recogido en el camino y he aprendido de este proceso, me da esa chispa y ese empuje para Continuar…. Para VOLVER A EMPEZAR

Para ti

Llené mi cuaderno de versos
dibujé paraísos en mi mente
mágicos
todos para ti.

Un universo de flores
mares blancos de cielo
inmaculados
todos para ti.

Te traje de la mano
anduvimos juntos
corté frutos y capullos
ansioso
todos para ti.

Yo ardía como fuego,
dejaba salir mis lágrimas
abrí mi pecho
todo para ti.

Todos los colores
mis colores
guardé en un frasco sellado
para cuando te perdiera

y a tus manos
mirándote a los ojos
como siempre
lo entregué.

Todos los colores
mis colores
para ti.

Yo Sé Quien Soy

La derrota es inminente,
he caído.

Hoy los días son largos y lentos,
amargos.
Las miradas me pesan y me estorban
no reconozco a nadie
no quiero compañía,
no quiero nada,
ni a nadie.

Mis piernas siguen avanzando
mis piernas de guerrero
mi paso es firme y decidido
no me detengo.

Mis ojos rojos, llenos de sangre
sí,
no paran de llorar,
mis ojos no paran de llorar,
pero mi mirada no tiembla
mi mirada sigue fija.

Sé quien soy,
yo sé quien soy,
y nunca nadie jamás
cambiará eso.

Ni los mil puñales,
las mil mentiras,
ni la más grande de todas las decepciones
podrán conmigo.

Hoy estoy derrotado,
en el suelo,
inerte.
Pero yo sé quien soy,
Y nunca
nadie
jamás
cambiará eso.